HACER UN PRESUPUESTO

Establezca cuanto dinero entra mes a mes al hogar (ingresos) y cuanto sale (egresos).

EVITAR LA DEUDA MALA

Hay cosas que no vale la pena adquirir con créditos. Por ejemplo, el mercado del hogar.

USAR EL CRÉDITO A FAVOR

Es bueno pedir dinero prestado para adquirir bienes durables, como una casa o pagar la educación de los hijos.

CONOCER LA CAPACIDAD DE PAGO

Verificar que los ingresos sean suficientes para pagar los gastos, el crédito y para ahorrar.

PEDIR SOLO EL DINERO QUE NECESITE

Tenga en cuenta que pedir dinero en exceso puede dificultar el pago de alguna cuota.

ESTAR INFORMADO

Conozca la tasa de interés, el valor de la cuota mensual y el tiempo que durará la deuda.

COMPARAR ANTES DE CONTRATAR

Antes de adquirir un crédito compare las opciones y escoja la que mejor se adapte a sus necesidades.

PAGAR PUNTUALMENTE

No cancelar el monto de la cuota a tiempo implica incurrir en intereses de mora y enfrentar procesos judiciales y embargos.

LLEVAR EL CONTROL DE LOS PAGOS

Guarde los recibos para calcular cuánto debe y poder tener un soporte en caso de algún problema.

ESTAR ATENTO A LAS SEÑALES DE ALERTA

Si hay dificultades con las deudas, es necesario acercarse al banco y fijar un nuevo plan de pagos.